Cómo alquilar mi casa para vacaciones
María Castañeda

María Castañeda

Experta en comunicación y publicidad.


Cómo alquilar mi casa para vacaciones: 7 tips

Si te preguntas con frecuencia cómo alquilar tu casa para turismo vacacional, este post te ayudará a descubrir lo básico para empezar.

 

Empecemos por evaluar las características de tu vivienda vacacional, ¿se encuentra en una zona turística? , ¿para cuántos huéspedes está preparada?, ¿qué pros y contras tiene su ubicación?, ¿necesitaría alguna pequeña reforma?

 

Si vas a convertir tu vivienda habitual en un alojamiento turístico debes mantener un ojo crítico con el espacio y sus servicios. Revisa que no haya desperfectos, que el mobiliario no sea excesivamente antiguo, piensa en qué espera un huésped a su llegada, como por ejemplo: una conexión wifi que funcione con fluidez o televisión.

 

Empieza evaluando la inversión inicial que debes realizar para que tu vivienda de uso turístico cumpla con las expectativas. Recuerda que España es uno de los países líderes en Turismo del mundo, y esto supone que los estándares de exigencia sean del más alto nivel.

 

  1. Define qué tipo de alquiler quieres ofrecer

    Existen dos fórmulas diferentes para presentar ante Hacienda los ingresos por el alquiler de vivienda vacacional. Uno de ellos es la consideración de segunda vivienda, y el otro es la consideración de alojamiento turístico.

    La primera fórmula se refiere a que la vivienda será alquilada durante algunas semanas o periodos vacacionales del año. La segunda fórmula contempla que la vivienda se usará exclusivamente con fines de alquiler vacacional.

    Deberás consultar las características de legislación de tu comunidad autónoma, pues en cada una de ellas se dan especificidades. En algunas encontrarás legislación propia como en las zonas más costeras, y en otras, encontrarás que la regulación se rige por la Ley de Arrendamientos Urbanos.

    Para solventar todas estas dudas, te proponemos que consultes con tu asesoría.

    Una vez que tengas claro el modelo a seguir, podrás obtener la cédula de habitabilidad o licencia de primera ocupación.

  2. Familiarízate con plataformas como Airbnb o Booking

    Es evidente que grandes plataformas como Booking, Airbnb o Homeaway son esapcios en los que deberás colgar el anuncio que presente tus pisos turísticos. Estos son las grandes herramientas de visibilización, pero para que tu anuncio tenga el efecto deseado, deberás su funcionamiento y normas.

    En todas ellas, es fundamental que las reviews de tus viviendas sean positivas, y que te conviertas rápido en superhost, es decir, que seas reconocido como un gran anfitrión.

    Entre las prácticas para conseguir el éxito en estas plataformas debes tener en cuenta lo siguiente:

    • las imágenes que muestres deben estar actualizadas y ser realistas
    • la limpieza es un punto fundamental para obtener buenas puntuaciones y comentarios
    • lista todas las comodidades y los servicios que incluyes al alquilar tu piso
    • mantén siempre actualizado tu calendario de reservas en tantas plataformas como tengas colgado tu anuncio.

     

  3. Protege tu vivienda con seguros

    Una de las mayores preocupaciones a la hora de arrancar con tu apartamento turístico, son los posibles desperfectos y daños que se pueden producir. Sin embargo, puedes prevenir encontrarte con sorpresas a través de dos vías. Una de ellas es seleccionando el tipo de inquilino que alojarás. En plataformas como Airbnb, encontrarás recomendaciones de otros anfitriones sobre usuarios habituales de esta plataforma. Esta es la primera medida para proteger tu vivienda.

    Otra de las medidas para proteger tu vivienda, es la contratación de un seguro que proteja tanto el contenido como el continente.

     

  4. Prepara un contrato de alquiler y define las normas de tu alquiler turístico

    Establece un contrato que recoja todas las particularidades del acuerdo que acepta el huésped, qué compromisos adquiere y qué servicios quedan fuera del precio de alquiler.

    Además, debes desarrollar un documento que aclare las normas de uso, si permites o no mascotas, fiestas o celebraciones, horas de checkin y checkout, etc.

    Si no sabes cómo preparar un contrato de alquiler, acude a un asesor o a un abogado. Ellos te ayudarán a perfilar el documento, e incluirán cláusulas que no dejen lugar a confusiones o malinterpretaciones.

     

  5. Conviértete en un auténtico anfitrión

    Los turistas buscan un auténtico anfitrión que vaya más allá de facilitar un alojamiento. El huésped del siglo XXI busca en este perfil un embajador de destino, que muestre los verdaderos lugares de interés para locales y descubra la gastronomía del lugar, lejos de estereotipos turísticos.

    La clave para ser un buen anfitrión es combinar las recomendaciones para vivir el auténtico destino, el adelantamiento a las necesidades del turista y la capacidad de solventar con rapidez las incidencias.

    Entre este último punto, se encuentra la conexión continua previa estancia, durante y posteriormente con el huésped, que además, debe ser por la vía que mejor se adapte a las necesidades del turista.

     

  6. Establece el precio de la vivienda según la demanda

    La demanda de alojamientos suele variar de forma estacional, o vinculada a momentos específicos del año. Para alcanzar la máxima ocupación posible, deberás adaptar los precios e irlos ajustando a lo largo de todo el año.

    En las épocas de mayor demanda, podrás mantener los precios más elevados y asegurarte la ocupación. Sin embargo, en los momentos de menor ocupación o temporada baja, deberás reducir tus precios si quieres mantener tu vivienda alquilada.

     

  7. Incorpora tus ganancias a la declaración de Hacienda

    Debes presentar tus ganancias obtenidas en tu IRPF si eres una persona particular, en el caso de hacerlo como gestor o a nivel profesional, deberás declarar el IVA o el IGIC.

    Te recomendamos que al emprender esta actividad económica, busques asesoramiento continuado entre perfiles profesionales.

    Esperamos que con estos 7 tips, hayas resuelto la duda de cómo alquilar mi casa para vacaciones.

 

Esperamos que con estos 7 tips, hayas resuelto la duda de cómo alquilar mi casa para vacaciones, y si te parece complicado, recuerda que puedes delegar estas tareas en la figura de un property manager o una agencia de marketing turístico.