Qué es el alquiler vacacional
María Castañeda

María Castañeda

Experta en comunicación y publicidad.


Qué es el alquiler vacacional y por qué está tan de moda

Seguro que tienes una idea de qué es el alquiler vacacional, ¿pero conoces sus beneficios y sus obligaciones?

El alquiler vacacional es el uso de una vivienda o propiedad para alquiler de corta estancia, normalmente en periodos comprendidos entre días y semanas. Aunque, en ocasiones este alquiler puede extenderse.

 

Es fácil imaginar las ventajas de alquilar una vivienda completa en un viaje o traslado: dispones de un espacio mayor que una habitación hotelera, tienes una cocina completa a tu disposición, suelen tener capacidad para un número significativo de personas, cuentas con áreas de descanso como salas de estar o balcones. En viajes de duración media, puedes lavar tu ropa y alojarte con todos los servicios a tu mano por un coste sensiblemente inferior al de un hotel.

 

Además, la figura del anfitrión a cobrado relevancia en los últimos años. Los viajeros encuentran en el anfitrión un auténtico embajador del destino, que ofrece recomendaciones reales, que comparte su visión de lugares relevantes y ofrece una acogida cálida.

 

Si quieres convertirte en un gran anfitrión
puedes leer nuestro artículo:
Consejos para ser un buen anfitrión Airbnb para huéspedes

 

Los perfiles de turistas en España han ido cambiando y diversificándose en los últimos años, y los viajes se abordan desde las motivaciones e intereses.

Esto se ha dado a través de plataformas especializadas en la reserva de viviendas de alquiler, que hacen que una persona en cualquier punto del mundo pueda localizar tus anuncios de alquileres vacacionales y contactar directamente contigo. A través de Airbnb, Booking, Homeaway, etc. puedes hacerte visible en todo el mundo, sólo debes tener una buena estrategia de publicación.

 

Lo primero que debes saber es que según la comunidad autónoma en la que vayas a emprender tu alquiler turístico, deberás informarte sobre la regulación específica del lugar. Pues las condiciones y servicios a cumplir, son diferentes. Aunque existe una Ley de Arrendamientos Urbanos, es necesario que revises también las particularidades de tu comunidad y tu ayuntamiento.

 

Si ya conoces la regulación a seguir en tu alojamiento vacacional, lo siguiente es comenzar a estudiar el mercado de turistas y su estacionalidad. Casi todos los destinos españoles tienen una temporada alta y otra temporada baja, y lo ideal, para optimizar tu ocupación es que la conozcas y hagas ajustes en el precio de tus viviendas destinadas a alquiler. En las épocas de mayor demanda, los precios podrán incrementarse, sin embargo, en épocas de baja ocupación lo ideal es ajustar los precios para resultar una opción atractiva y competitiva.

 

La ubicación y el tipo de alojamiento que sacas al mercado de alquiler, es fundamental para ajustar el precio. No se valoran igual las viviendas que se ubican en el centro de la ciudad, que aquellas que se sitúan en el extrarradio. Sucede lo mismo con el número de personas que caben en las viviendas vacacionales, así como el tipo de decoración, la inclusión de comodidades extra como múltiples baños, cocina amplia, terraza o jardín, etc.

 

La principal ventaja de ofrecer un modelo de explotación de vivienda en formato de piso turístico, frente a los contratos de alquiler tradicional, es que en periodos de tiempo más cortos puedes recibir mayores ingresos. El precio de una vivienda vacacional es siempre superior al de otro tipo de alquiler, y puede completarse con la entrada de ofrecimiento de servicios complementarios, como limpiezas intermedias o excursiones especializadas.

 

Si inicias esta actividad, debes declararla a Hacienda. Además, deberás presentar modelos como el nuevo 179 si incluyes determinadas actividades. Por eso, es muy recomendable que recibas asesoramiento de empresas especializadas en alojamientos turísticos y/o viviendas turísticas.

 

Entre las bondades de contar con un apartamento turístico, está el buen mantenimiento de la vivienda. Pues, las posibles incidencias o desperfectos se descubren muy pronto y se puede intervenir antes de que vayan a más. A esto se suma, la posibilidad de escoger a los huéspedes por las recomendaciones recibidas en las OTAs o por sus características.
Además, podrás reservar fechas señaladas para tu uso de la vivienda, simplemente bloqueando las reservas del intervalo escogido. Por lo que no perderás tu oportunidad de disfrutar de tu inmueble.

 

Esperamos que con estas líneas hayas comprendido qué es el alquiler vacacional, y hayas recopilado los principales motivos por los que está tan de moda, que se podrían resumir en:

  • El modelo de turista ha cambiado en los últimos años, y una vivienda es una solución integral para las necesidades que se despiertan durante el viaje.
  • Por qué la interacción directa con personas que se convierten en anfitriones, humaniza la experiencia de viaje.
  • Por qué la rentabilidad de la explotación de tu vivienda es significativamente mayor con el modelo de alquiler vacacional.
  • Por qué el mercado turístico se encuentra en crecimiento y evolución constante, y parece ser uno de los motores de la economía española.